CHAMPIÑONES RELLENOS

      Los tratados gastronómicos atribuyen a los franceses el origen del cultivo del champiñón y su empleo culinario desde hace menos de tres siglos. Pero lo cierto es que este hongo se cultiva en todo el mundo, y los chinos llevan empleándolo desde los inicios de la historia. Además, el consumo de setas es conocido desde la prehistoria. Los egipcios las usaban bajo la creencia de que proporcionaban ya no inmunidad, sino inmortalidad. Los romanos, más terrenales, se recrearon en sus especuladas propiedades afrodisíacas y relegaron el consumo de setas a una exquisitez propia de las clases sociales de mayor rango.

      Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el hecho de que los demás hongos sean estrictamente estacionales y difíciles de conservar permite al champiñón hacerse con un 55% del mercado mundial de setas. La mitad de los champiñones cultivados se consume en fresco (crudos o guisados), un 45% va destinado a las conservas y el 5% restante se seca. El champiñón vulgar abarca hoy un 90% del mercado de setas en Estados Unidos, por barato, nutritivo y fácil de obtener.

      Los Países Bajos y China lideran el mercado mundial en la producción de champiñones. Ensaladas y pizzas copan la demanda de estos hongos en los alimentos preparados. Como alimento natural, el champiñón tiene la ventaja de no aportar ni sodio ni grasas, así como de tener muy pocas calorías y, en cambio, un buen compendio de minerales y vitaminas, destacando algunas de las vitaminas del grupo B y el potasio.

      España es el tercer país europeo productor de champiñón después de Holanda y Francia. En España se producen aproximadamente 110.000 toneladas de champiñón repartidas aproximadamente al 50 % entre la zona de Rioja y la comarca de Manchuela, en Castilla-La Mancha. En esta zona la producción es destinada mayoritariamente al consumo en fresco, mientras que en La Rioja la producción se destina mayoritariamente a su transformación en conserva.

Fuentes: www.consumer.es y http://www.villanuevadelajara.com/champinon.html

 

INGREDIENTES:

– 15 champiñones medianos/grandes
– 100 gr. de jamón serrano
– 1 cebolla
– 1 cucharita rasa de harina
– 2 dientes de ajo
– ½ copita de vino blanco
– Queso para gratinar “4 quesos” de El Caserio
– Sal
– Pimienta Negra
– Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

      Limpiamos bien los champiñones. Les retiramos los pies y reservamos.

    Ponemos al fuego una sartén grande con un poco de aceite, a fuego medio. Introducimos los champiñones y los tenemos unos 3 o 4 minutos por cada parte. Han de quedar bien dorados. Los reservamos.

    En el mismo aceite introducimos la cebolla y el ajo, que hemos cortado finamente. Vamos rehogando. Seguidamente añadimos los pies de los champiñones que hemos cortado en trocitos muy pequeños y seguimos rehogando unos minutos.

      A continuación incorporamos el jamón, también en trozos muy pequeños. Damos un par de vueltas y agregamos la harina, muy poca, y el vino. Removemos un poco, añadimos una pizca de pimienta negra y sal, si hiciera falta. Apagamos el fuego y reservamos.

     Colocamos los champiñones en una bandeja sobre la que hemos puesto papel de hornear y los rellenamos con la masa que hemos preparado.

      Los cubrimos bien con el queso y gratinamos hasta que esté bien fundido.

Bon profit!

 

 

 

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA, Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CHAMPIÑONES RELLENOS

  1. Catalina dijo:

    Buenísimos seguro. Como entrante o acompañamiento. Todo un acierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

     

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>