GALLETAS LINZER

Estas galletas son una variación de la “linzertorte”, que es una tarta de masa enrejada a base de avellanas (aunque también pueden emplearse almendras o nueces) y muy rica en mantequilla, rellena originalmente de mermelada de grosellas negras, hoy reemplazadas por frutos rojos.

La tarta linzer, que debe su nombre a la ciudad austriaca de Linz,  es un clásico de las fiestas austriacas, húngaras, suizas y alemanas,  muy consumida en San Valentín o Navidad por su relleno de color rojo.

La receta más antigua de la “linzertorte” se encontró en el Codex 35/31 de 1653 en el archivo de la Abadía de Admont (Austria).

INGREDIENTES:

  • 240 gr. de almendras molidas
  • 375 gr. de harina de repostería
  • 140 gr. de azúcar glas
  • 240 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • Aroma de vainilla
  • ½ sobre de levadura
  • Una pizca de sal
  • Canela y ralladura de limón (opcionales)
  • Mermelada de fresa y albaricoque (para rellenar)
  • Azúcar glas (para espolvorear)

ELABORACIÓN:

Cortamos la mantequilla (que teníamos a temperatura ambiente) a trozos y la introducimos en un recipiente.

Incorporamos el azúcar glas y empezamos a batir.

Añadimos el huevo entero y el chorrito de aroma de vainilla y seguimos batiendo.

Picamos las almendras hasta que queden perfectamente molidas y las incorporamos a la masa. Seguimos batiendo.

Tamizamos la harina, le incorporamos la levadura y el pellizco de sal y la vamos incorporando poco a poco a la masa.

Cuando nos quede por poner aproximadamente ¼ parte de la harina empezamos a amasar con las manos. Lo hacemos así hasta acabar la harina.

Con la masa formaremos una bola que no se nos debe pegar en las manos.

Dividiremos esta bola en 3 o 4 partes, las envolveremos en papel film y las introduciremos en la nevera por un periodo aproximado de dos horas.

Transcurrido el tiempo procederemos a la elaboración de las galletas. Para ello sacaremos una de las bolas de la nevera y la colocaremos sobre un papel de hornear ligeramente enharinado. Con un rodillo (también enharinado) la vamos estirando hasta conseguir una lámina de aproximadamente 1/2 cm. de grosor.

Cortamos la masa con el cortapastas especial para galletas linzer y después, a la mitad de ellas, les hacemos con los cortapastas pequeños un corte en el centro por el que deberá asomar la mermelada.

Procedemos de igual modo con las otras bolas de pasta.

Vamos colocando las galletas en una bandeja sobre la que hemos puesto papel de hornear.

Horno precalentado a 160º. Calor arriba y abajo, sin el turbo.

Horneamos unos 15 minutos y solo en los 3 últimos ponemos el turbo para que se doren ligeramente.

Sacamos del horno y colocamos sobre una rejilla para que se enfríen.

Una vez frías las galletas ponemos una cucharada de mermelada sobre las enteras que son las que servirán de base. La mitad con mermelada de fresa y la otra mitad con mermelada de albaricoque.

Espolvoreamos con azúcar glas las galletas que tienen el agujero y las unimos con las otras, presionando ligeramente para que la mermelada asome bien por el agujero pero no por los laterales.

Y listas para disfrutar.

Esta receta la he visto en kanelaylimon.blogspot.com.es, recomiendo una visita a sus interesantes páginas.

Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a GALLETAS LINZER

  1. Catalina dijo:

    Han quedado monísimas y supongo que igual de buenas.

  2. Natalia Vives Alario dijo:

    ESPECTALULARES!!! Doy fe!! Bueníííííísimas!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *