CALLOS

INGREDIENTES:

Para 4 – 5 personas:

– Dos paquetes de callos hervidos y congelados con su caldo de cocción (aprox.1,2 kg.) o 1’5 kg. crudos
– Aceite de oliva
– 6 0 7 cebollas
– 3 tomates (mejor de ramillete)
– Un chorizo curado (aprox.150 grs.)
– Jamón serrano (aprox. 150 grs.)
– Una ramita de tomillo
– Una guindilla
– Sal
– Para la picada: Perejil, 12 piñones y 12 almendras tostadas

ELABORACIÓN:

    La víspera sacamos del congelador los paquetes de callos y los colocamos en un recipiente para que se descongelen con su propio caldo.

   En una cazuela de barro, ponemos el aceite e incorporamos la cebolla, que previamente hemos picado finamente. Pochamos bien, y cuando empiece a coger color, añadimos los tomates, que hemos pelado y triturado. Removemos bien y dejamos a fuego suave.

   Ahora ponemos los callos y su caldo en una olla al fuego. Simplemente han de calentarse.

   Mientras, cortamos a taquitos el chorizo y el jamón. Los añadimos a la cazuela de barro, donde tenemos el sofrito, y removemos.

   Incorporamos la guindilla y la ramita de tomillo.

   Ahora incorporamos los callos que habíamos calentado a la cazuela del sofrito y también añadimos el caldo. Normalmente necesitará todo el que haya.

   Dejaremos hervir unos minutos (hay que tener en cuenta que los callos ya están cocidos) y, finalmente, añadimos la picada de perejil, piñones y almendras.

   Mezclamos bien, esperamos un par de minutos y apagamos el fuego. Ya están listos para ser consumidos.

      Una opción muy adecuada es añadir a nuestros callos ½ kilo de garbanzos cocidos. Los meteríamos en el momento de introducir la picada. Es una combinación genial.

    Los callos ya cocidos, presentados con el caldo de su cocción y congelados los encontrareis en la Carnicería Can Jaume, del Mercado del Olivar, puestos 53 al 58 y teléfono 971 72 69 09. Son excelentes.

   También podemos preparar los callos comprándolos crudos. Aunque ya se venden bastante limpios convendría repasarlos con agua fría y vinagre, y frotarlos con limón. Una vez bien limpios deberíamos hervirlos con agua, sal, 3-4 hojas de laurel y una cabeza de ajos hasta que estuviesen bien flojos. Unas dos horas como mínimo. Sacarlos y escurrirlos en agua fría y cortarlos a nuestro gusto. Hemos de reservar parte del caldo de cocción para posteriormente añadirlo a la preparación.

    Hemos acompañado estos callos con un Rioja reserva 2008 de los Herederos del Marqués de Riscal. Bodega fundada en 1858,  fue la primera que elaboró vinos de Rioja envejecidos en barrica. Elaborado con las variedades Tempranillo, Graciano y Mazuelo, procedentes de viñedos de más de 15 años de antigüedad y con una crianza de 26 meses en barricas de roble americano. Excelente.

      Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a CALLOS

  1. Nena dijo:

    Sin duda los mejores que he comida. Con un buen vinito…… Mmmmmm….

  2. En mi casa mi madre siempre ha tenido más costumbre de ponerlos con patatas, pero a mí la verdad es que con garbanzos me pierden. Tengo que probar a ponerles una picada, que aquí no tenemos costumbre y la verdad es que pinta bien 🙂
    Besos

    • marcospieras dijo:

      Hola. Con patatas no los he probado pero seguro que buenísimos. Con garbanzos también muy buenos. Y la picada te aconsejo que la pongas la próxima vez, no te arrepentirás. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *