FABADA ASTURIANA

      Fabada asturiana, o simplemente fabada, es el cocido tradicional de la cocina asturiana elaborado con alubias blancas (en asturiano, fabes), embutidos como el chorizo y la morcilla asturiana, y con cerdo.

      El consumo de «fabes» se remonta en Asturias al siglo XVI, en el que se sabe con certeza que se plantaba en el territorio y algunas de ellas se consumían. La variedad que se emplea en la fabada es la que se denomina «de la Granja», es una variedad suave y mantecosa apropiada para este plato. El cultivo de esta variedad ocupa en Asturias cerca de 2500 hectáreas.

       Los estudiosos mencionan que pudo haber nacido la fabada ya en el siglo XVIII aunque no hay evidencias que apoyen esta afirmación, hay que considerar que a pesar de que las fabes son un ingrediente puramente rural, se tiene la creencia de que la fabada nace en las ciudades.No existen referencias escritas literarias sobre las fabes en ninguna de las obras, una de las más conocidas, La Regenta, no la menciona a pesar de hacer una descripción exhaustiva de las costumbres de la región.

      La primera referencia escrita a la fabada aparece en un diario asturiano de Gijón denominado «El Comercio» el año 1884 y, a pesar de ello, no menciona la receta. Según la investigación de diferentes expertosla fabada nace en un periodo no determinado entre el siglo XIX y XX. Algunos autores se inclinan más por el siglo XX.Hoy en día es sin embargo ya un plato conocido, no sólo en Asturias sino que en todo el territorio español. Aparecen recetas en la literatura de comienzo de siglo.

      Otros autores mencionan su parecido con la cassoulet del Languedoc procedente de la cocina francesa que podría haber llegado a España gracias al camino de Santiago vía la ruta francesa en la época de la Edad Media.

      Tampoco es la fabada un plato popular y campesino -basta apreciar la abundancia de elementos cárnicos que contiene, incompatible con la prudencia con que estos debían administrarse en la tradicional economía agraria de autoabastecimiento, para concluir que solo podría ser un plato festivo o de clases acomodadas- pero de lo que no cabe duda es que ocupa un lugar de privilegio entre las joyas gastronómicas hispanas, junto el gazpacho, la paella o la tortilla de patata.

Fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Fabada  y

http://www.sidreria.com/portal/prensa/especializada/gastroastur/reportajes/fabada.htm

 INGREDIENTES:

– 600 gr.  de fabes de Asturias
–   3 chorizos asturianos
–   2 morcillas asturianas
–   2 trozos de tocino veteado
–   2 tacos de lacón o jamón (si es muy salado poner a remojo el día antes)
–   2 zanahorias
–   2 litros de agua (aprox.)

ELABORACIÓN:

      El día antes de la elaboración ponemos las fabes y el lacón en remojo (en recipientes separados). En las fabes no escatimaremos el agua ya que doblan su volumen.

     Comenzamos la preparación poniendo agua fría (unos 2 litros) en una olla. Incorporamos las fabes (que hemos colado), los chorizos, las morcillas, el tocino y el lacón y también las dos zanahorias.  El agua debe cubrir los ingredientes y sobrepasarlos en unos 2 dedos,  si fuera necesario podemos añadir más agua.

      Cuando empiece a hervir retiramos la espuma sobrante y dejamos cocer hasta que las fabes estén tiernas. Tardará, aproximadamente, una hora y media.

      Transcurrido el tiempo de cocción, retiramos las zanahorias y sacamos de la olla los chorizos, morcillas, tocino y lacón y procedemos a cortarlo en trozos. Ahora colocamos las fabes y el caldo en una olla de barro e incorporamos los trozos que hemos cortado. Desechamos las zanahorias y el hueso del lacón.

      Dejamos hervir unos minutos y listo para comer.

      Si se hace con olla a presión, se pone todo junto y se deja cocer 45 minutos. Una vez abierta la olla se procede a cortar los embutidos y se pone todo en una olla de barro.

      Las fabes de Asturias las encontrareis en el supermercado de “El Corte Inglés” y el resto de ingredientes en “La despensa de Castilla y León – Charcutería María Jesús”, teléfono 971 24 81 69, del mercado de Pere Garau de Palma.

      Hemos acompañado este suculento plato de Fabada asturiana con un Rioja “Glorioso”, Reserva 2007, de las Bodegas Palacio, creadas en 1894 en pleno corazón de la Rioja Alavesa  (Laguardia – España), elaborado con uvas tempranillo y envejecido un mínimo de 36 meses, de los cuales al menos 12 meses en barricas de roble francés. Excelente.

      Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a FABADA ASTURIANA

  1. Nena dijo:

    ¡¡¡ Extraordinaria !!! Esta receta no falla, la facilitó una asturiana de pro….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *