GUACAMOLE

       El guacamole es una salsa o mole de origen azteca. Se preparaba moliendo aguacates en un mortero, y agregando sal y tomates. En un principio era apreciado por su alto contenido en vitaminas y calorías, era un alimento que daba muchas energías, pero luego de la conquista española de América, y debido a que el aguacate no crece favorablemente en España, se transformó en un plato exclusivo, de un sabor y texturas que resultan exóticas en la mayoría de las personas.

      El nombre guacamole proviene del náhuatl huacamolli» traducido al español, que se compone de las palabras «Ahuacatl» (aguacate) + «molli» (mole o salsa).

 

INGREDIENTES:

– 4 aguacates maduros
– ½ cebolla blanca
-1 tomate rallado (sin pepitas)
– 1 chorrito de aceite de oliva
– Sal
– Pimienta negra
– Cilantro molido
– Pimentón dulce
– Tabasco verde
– 1 limón

 

ELABORACIÓN:

      Pelamos los aguacates y los ponemos en un recipiente.

      Incorporamos la cebolla que hemos picado finamente y el tomate.

      A continuación añadimos el resto de ingredientes: el pimentón, un poco de aceite, el zumo de medio limón, el cilantro, la sal, la pimienta negra y el tabasco verde. Ponemos una cantidad moderada de cada ingrediente y, en su caso, rectificaremos posteriormente.

      Ahora procedemos a triturarlo todo con la picadora. Ha de quedar muy cremoso.

      Probamos y rectificamos, si fuera necesario, para adecuarlo a nuestro gusto.

      Lo colocamos en un recipiente y ya está listo para consumir.

      Es un acompañamiento ideal para nachos, fajitas y todo tipo de ensaladas. Incluso se puede degustar acompañando a una rebanada de pan tostado. Resulta excelente.

      Si se quiere se puede consumir acompañado de unos jalapeños cortados en finas rodajas.

      El guacamole no se puede guardar, ya que el aguacate tiene una enzima que en presencia de oxigeno se oxida, y hace que la preparación se vuelva marrón, y pierda sabor. Lo ideal es prepararla en el momento de consumirlo, y mucho mejor si lo dejamos media hora en el refrigerador antes de consumirlo.

      Si no quedara más remedio que hacerlo unas cuantas horas antes de consumirlo hay que guardarlo en la nevera (tapado con papel film) con uno o dos de los huesos del aguacate dentro de la preparación. Esto hará que no se oxide tan rápido. Justo en el momento de consumir, retiramos los huesos.

      Bon profit!

Diapositiva1 Diapositiva2 Diapositiva3 Diapositiva4 Diapositiva5

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a GUACAMOLE

  1. carmeta dijo:

    Es la mejor receta de guacamole que he probado. Gracias.

  2. Nena dijo:

    Nunca lo he comido pero el aspecto es estupendo. Habra que probar.

  3. pin pin dijo:

    Estupenda receta, lo de los huesos un truco muy eficaz,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *