TURRÓN DE YEMA QUEMADA

      La cocina dulce mallorquina, como ocurre con la salada, tenía dos formas muy distintas de manifestarse: una la elaborada en los ambientes populares, la “cocina de pobre” y la que se elaboraba en las cocinas de las casas pudientes, que también se elaboraba en conventos y monasterios, que denominamos “cocina señorial”.

      Tampoco hay que olvidar aquella cocina dulce que viene condicionada por el calendario ya de tiempo atrás. Es aquella que, cíclicamente y casi sin distinción de clases, se consume en toda la isla en fechas concretas del año, como los robiols, crespells, panellets, buñuelos, turrones, rosarios y cocas de Navidad.

      Como característica esencial de esta cocina dulce se debe señalar que, en la mayoría de los casos, su elaboración gira en torno a dos materias primas bien determinadas: los huevos y las almendras, además del azúcar.

Fuente: «La cocina tradicional de Mallorca», Acadèmia de la Cuina i del Vi de Mallorca.-

INGREDIENTES:

– 500 gr. de almendra mallorquina
– 400 gr. de azúcar
– 50 ml. de agua
– 6 yemas de huevo

ELABORACIÓN:

Ponemos una olla con agua al fuego y al empezar a hervir lo paramos. Introducimos las almendras y las dejamos unos minutos en el agua. Seguidamente las colamos, las vamos pelando y reservamos.

Ponemos en una cazuela, a fuego medio, el azúcar y el agua. Removemos hasta formar como un almíbar.

Seguidamente  incorporamos la almendra, que hemos molido, y vamos removiendo hasta que quede todo bien mezclado.

Ahora, retiramos del fuego y vamos incorporando las yemas, una a una, sin dejar de mezclar. Las yemas han de quedar perfectamente integradas.

Cuando ya tenemos la masa en su punto, procedemos a rellenar el molde que hemos forrado con papel parafinado. Nos ayudamos con una espátula de madera. Una vez  lleno el molde, lo cubrimos con el mismo papel parafinado. Reservamos 1 ó 2 días.

Antes de consumirlo lo cubrimos con azúcar y, con un quemador de hierro que hemos puesto al rojo vivo introduciéndolo en el fuego de una chimenea, procedemos a quemar el azúcar. Al enfriarse ya está listo para ser degustado.

Si no se tiene la opción del quemador de hierro se puede utilizar un quemador eléctrico que encontrareis en ferreterías o tiendas de utensilios de cocina.

Bon profit!

TURRÓN DE YEMA

TURRÓN DE YEMA

TURRÓN DE YEMA

TURRÓN DE YEMA

TURRÓN DE YEMA

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a TURRÓN DE YEMA QUEMADA

  1. Nena dijo:

    Artesania pura. Para la mayoria de la familia el campeón de los turrones. Esta noche lo probaremos. Felices Fiestas a todos.

  2. Nena dijo:

    Ahora acabo de llegar de la cena de Nochebuena y los turrones han sido espectaculares. El año que viene repetiremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *