FRESAS A LA PIMIENTA CON HELADO DE VAINILLA

       La fresa es el fruto del fresal, una planta perenne de la familia de las Rosáceas (Fragaria vesca).
       Las fresas silvestres son pequeñas y especialmente aromáticas y de ellas proceden las cultivadas, de origen americano, de tamaño mucho mayor y menos aromáticas, aunque de sabor también muy bueno.
      El hombre ha consumido fresas salvajes desde tiempos inmemoriales por su buen aroma y sabor. Las primeras noticias se sitúan en Roma unos 200 años a.C. La fresa era un símbolo de Venus, la diosa del amor, por su forma de corazón y color rojo.
      Los canteros medievales tallaron diseños de fresas en los altares y alrededor de los cabezales de los pilares en iglesias y catedrales.
      No obstante, hasta el siglo XIII no se había hablado de sus propiedades medicinales y fue Ramon Llull el primero en recomendarlas para el tratamiento de gran número de afecciones y especialmente para combatir la anemia de las jóvenes y devolver la juventud a las mujeres maduras.
      En Francia, las fresas empezaron a cultivarse en el siglo XIV. En España su cultivo es más reciente.

           CURIOSIDADES:

      – La fresa es la única fruta con las semillas en el exterior de la fruta.
      – Ocho fresas proporcionan el 140% de la cantidad de vitamina C recomendada diariamente para los niños.
      – Una taza de fresas tiene solamente 55 calorías.
      – Hay un museo en Bélgica sólo para fresas.(http://www.museedelafraise.be )
      – Linnaeus, el gran botánico sueco, recomendaba su consumo como tratamiento paliativo para la artritis, el reuma y la gota.
     – Madame Tallien, una figura prominente en la Corte del Emperador Napoleón, fue famosa por bañarse en jugo de fresas frescas para aumentar su belleza.

INGREDIENTES:

Para 4 personas

– 400 gr. de fresas
– 50 gr. de mantequilla (aprox.)
– 50 gr. de azúcar (aprox.)
– Pimienta negra
– Media naranja (para zumo)
– Cointreau
– Helado de vainilla

ELABORACIÓN:

Lavamos las fresas y las cortamos por la mitad. Reservamos.

En una sartén ponemos la mantequilla y cuando empieza a fundirse añadimos el azúcar. Removemos un poco para que se mezcle bien.

Incorporamos las fresas y, a fuego suave, seguimos removiendo un par de minutos. Espolvoreamos con  pimienta negra.

Ahora, agregamos el zumo de naranja y un chorrito de Cointreau. Aguantamos dos o tres minutos más y retiramos del fuego.

Servimos en una copa o plato una bola de helado de vainilla y le ponemos por encima tres o cuatro cucharadas de fresas.

Resulta una combinación excelente.

Bon profit!

Fresas a la pimienta

Fresas a la pimienta

Fresas a la pimienta

Fresas a la pimienta

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a FRESAS A LA PIMIENTA CON HELADO DE VAINILLA

  1. Nena dijo:

    Nunca lo he probado de esta manera pero las fresas me encantan. Para esta época de comilonas servirá para desengrasar un poco, a pesar del helado… Y si encima nos devuelve a la juventud…..

  2. Buenas…esta genial tu articulo, es justo lo que necesito..
    me ayudo mucho para entender un poco más en internet, te felicito :).

    Besos

Responder a jugos naturales Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *