COOKIES DE CHOCOLATE

      La responsable de tan exquisito manjar fue Ruth Graves Wakefield, quien en 1933, y fruto de la casualidad, horneó las galletas que la convertirían oficialmente en la inventora de las galletas con chips de chocolate. También conocidas como cookies, este postre es uno de los más famosos en todo el mundo y representa también una de las comidas favoritas de muchas personas.

   A principios de los años 30, Ruth Wakefield y su marido decidieron convertir su casa (construida en 1709) en el condado de Whitman Massachusetts en un hostal-restaurante. Bautizado como Toll House Inn, el lugar se convirtió en un sitio de parada obligatoria para los viajeros que visitaban la zona, gracias en parte a las dotes culinarias de Ruth. Ella cocinaba para los huéspedes, quienes quedaban encantados con todo lo que probaban.

      Muchas celebridades de la época acudieron al restaurante como, el entonces senador de Massachusetts, John F. Kennedy, Bette Davis, Eleanor Roosevelt y leyendas del boxeo, como Rocky Marciano.

      Aunque las galletas de mantequilla no eran especialmente su plato estrella, un error de cálculo hizo de ellas las galletas más famosas del condado. Una tarde, al ver que había olvidado comprar chocolate en polvo, Ruth decidió añadirle trocitos de chocolate a la masa, esperando que se derritiera e integrara en las galletas. Para su sorpresa, éstas conservaron los chips de chocolate iniciales y adquirieron un nuevo sabor y esponjosidad. El resultado, totalmente fortuito, fue de lo más prometedor; pronto comenzaron a venir comensales preguntando por las cookies de chocolate de Ruth Wakefield.

      Sus cookies de chocolate se hicieron muy populares en su restaurante y en toda Nueva Inglaterra, sobre todo desde que su receta se publicó en un periódico de Boston. Pero la fama de esta galleta llegó a extenderse mucho más cuando la señora Wakefield escribió un libro de cocina, Toll House Tried and True Recipes, publicado en 1936 por M. Barrows & Company de Nueva York. El libro incluía la receta de las «Toll House  Chocolate Crunch Cookies», que fue convirtiéndose en una de las galletas favoritas de los hogares estadounidenses

      La difusión de la receta también aumentó durante la Segunda Guerra Mundial. Al parecer, los soldados de Massachusetts compartieron sus galletas con los soldados de otras partes de los EE.UU. Muchos escribieron a sus familiares para que les enviasen Toll House Cookies y Ruth Wakefield tuvo que hacer frente a una avalancha de cartas preguntando por su receta.

      En 1967, los Wakefield vendieron Toll House Inn a la familia Noel, de Maine, que lo convirtieron en un club nocturno. En 1972, la familia Saccone compró y restauró el edificio devolviéndolo a su aspecto original y abriendo en él un nuevo restaurante. Desgraciadamente, un incendio que se originó en la cocina hizo arder por completo la casa, en la víspera de Año Nuevo de 1984. Toll House Inn no volvió a ser reconstruido.
Ruth Wakefield falleció en 1977, con 74 años.

  Fuentes: www.ovejaselectricas.es y www.chocolatestorras.com

INGREDIENTES:

Para unas 40 galletas:

  • 230 – 240 de harina de repostería, aproximadamente
  • 150 gr. de azúcar
  • 90 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de chocolate de cobertura
  • 1 huevo
  • ½ sobre de levadura química
  • Un pellizco de sal
  • Opcional: Un chorrito de aroma de vainilla

ELABORACIÓN:

      En un bol introducimos la mantequilla (que ha de estar blanda), el pellizco de sal y el azúcar. Batimos bien.

      Añadimos el huevo entero y seguimos batiendo.

      Seguidamente añadimos el chocolate que previamente hemos troceado con un cuchillo grande. No hemos de picarlo en exceso, han de quedar algunos trocitos. Seguimos batiendo.

      Tamizamos la harina, a la que le hemos añadido el medio sobre de levadura, y la vamos incorporando a la masa.

      Cuando hemos incorporado poco más de la mitad es conveniente seguir amasando a mano. Lo hacemos hasta poder formar una bola que no se nos pegue en las manos.

      Envolvemos la bola de masa con papel film transparente y lo introducimos en la nevera durante una hora.

      Transcurrido el tiempo sacamos la mitad de la masa y la ponemos sobre un papel de hornear previamente enharinado que colocamos en una superficie plana para poder trabajar con comodidad.

      La aplanamos con el rodillo (también ligeramente enharinado), dejándola de un grosor de unos 6 cm.. Ahora, vamos formando las galletas, utilizando un cortapastas redondo de unos 5 cm.  de diámetro y las vamos colocando en una bandeja de horno sobre la que hemos puesto un papel de hornear para evitar que las galletas se peguen.

      Hay que ponerlas algo separadas pues aumentan de volumen durante el horneado.

      Horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo, con el turbo. Necesitarán de 11 a 13 minutos, dependerá de cada horno.

      Mientras se hornean estas primeras galletas repetimos toda la operación con la otra mitad de la masa que tenemos todavía en la nevera.

      Transcurrido el tiempo las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Estas galletas se endurecen al enfriarse y quedarán crujientes.

      Esta receta la he visto en http://anarecetasfaciles.blogspot.com.es, recomiendo una visita a sus páginas.

      Bon profit!


Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a COOKIES DE CHOCOLATE

  1. Catalina dijo:

    Mmmmmmm….. y no parece muy difícil. Probaremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

     

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>