CROQUETAS DE COLIFLOR

      La coliflor es una verdura procedente de las regiones del Mediterráneo oriental, en concreto del cercano oriente (Asia Menor, Líbano y Siria). En la Antigüedad no era consumida como alimento. Se utilizaba para tratar algunas enfermedades como el dolor de cabeza o la diarrea. Los romanos fueron los primeros en cultivar la coliflor.

       Desde Italia se extendió al Mediterráneo, gracias a las relaciones comerciales que tuvieron lugar en aquella época. Fue en el siglo XVI cuando su cultivo llegó a Francia e Inglaterra. En el XVII la coliflor ya se cultivaba en la mayor parte de Europa y no fue hasta el siglo XVIII cuando llegó a España.

      En la actualidad, China es el principal productor de coliflor, si bien esta verdura se cultiva en todo el mundo.

      Existen numerosas variedades de coliflor que pueden clasificarse en función de diferentes criterios. Si se atiende a su color, se distingue entre coliflores blancas, verdes y moradas.

     Entre las diferentes propiedades nutricionales y beneficios que encontramos en la coliflor está su alto contenido en agua, y sin embargo bajo contenido energético, por lo que la coliflor es ideal en dietas de control de peso.

      Es una gran fuente de vitamina C, fibra, ácido fólico magnesio, potasio y calcio, y cuenta también con propiedades antioxidantes que ayudan a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

      Dispone a su vez de propiedades diuréticas, por lo que son buenas en casos de retención de líquidos ya que favorecen la eliminación del exceso de líquidos, resultando también beneficiosa en casos de hipertensión.

      Fuentes:  http://verduras.consumer.es y http://www.natursan.ne

INGREDIENTES:

– 1 cebolla mediana
– ½ coliflor
– 1 cucharada sopera colmada de harina
– 150 ml. aprox. de leche
– Sal
– Pimienta negra
Para rebozar: Huevo y galleta picada o pan rallado
Para freír: Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

      Lavamos, troceamos y hervimos la coliflor. Reservamos.

      Pelamos,  limpiamos y cortamos finamente la cebolla (si se quiere se puede triturar).

      Ponemos un poco de aceite en una sartén y pochamos bien la cebolla

     Cuando la cebolla está bien pochada añadimos la coliflor y la vamos chafando con la espátula de madera. Damos unas vueltas para que se mezclen bien la coliflor y la cebolla. Añadimos sal y pimienta negra.

      Incorporamos la  harina y removemos durante 2 o 3 minutos

      Ahora vamos incorporando la leche hasta conseguir una masa espesa,  que estará en su punto cuando se separe de las paredes de la sartén.

      A continuación, colocamos la masa en un plato y dejamos que se enfríe

    Cuando la masa esté bien fría y ayudados por dos cucharas, damos forma a las croquetas, las pasamos por huevo batido y luego por galleta picada (o pan rallado) y ya las tenemos listas para freír.

      Ponemos aceite de oliva en una sartén y las freímos hasta que estén bien doradas.

      Las sacamos y las ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

      Y listas para ser degustadas.

      Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CROQUETAS DE COLIFLOR

  1. Nena dijo:

    Sin duda, extraordinarias. Hay que aprovechar ahora, antes de que se acaben.

  2. Bastante originales y seguro que quedan muy suaves, se me empiezan a acumular las recetas pendientes de probar… :)
    Un besote

  3. Marcos Pieras dijo:

    Si, salen muy buenas. Anímate a hacerlas, son fáciles de preparar y seguro que te gustaran. Ya nos contarás como te han salido. Saludos.

  4. Tienen muy buena pinta estas croquetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

     

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>