CROQUETAS DE BOTIFARRÓN

      El “botifarró” es un embutido tradicional de Mallorca. Es el intestino delgado relleno con una pasta hecha de la carne, pulmón, grasa, chicharrones y sangre del cerdo, adobada con especies -básicamente pimienta negra, pimienta blanca, canela y piñones, y, opcionalmente, anís y nuez moscada- y sal.

      Una vez embutida la pasta el intestino se ata a espacios regulares de 10 a 15 cm. y se cuece en la caldera. Es un embutido de poca duración que se consume los meses de invierno.

      Tradicionalmente en Mallorca su elaboración ha ido ligada directamente al tiempo de “matanzas”, de manera que se producía únicamente una o dos veces al año.

      Actualmente se produce de manera industrial por lo que se puede encontrar durante todo el año.

      Existe la locución “Esser com que fer botifarrons” para referirse a una cosa fácil.

      Fuente: Gran Enciclopèdia de Mallorca, volum 2.

INGREDIENTES:

Para unas 20 croquetas:

  • 2 botifarrones
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de harina
  • 100 ml. de leche, aprox.
  • 1 huevo
  • Sal
  • Galleta picada o pan rallado (para rebozar)
  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

      Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite e introducimos la cebolla que hemos cortado finamente. Añadimos un poco de sal y rehogamos.

      Pelamos el botifarrón, lo cortamos a trozos y lo picamos con la picadora eléctrica. Reservamos.

      Cuando la cebolla está bien rehogada le incorporamos el botifarrón picado. Removemos bien.

      Seguidamente añadimos la cucharada de harina. Removemos y cuando está bien mezclada añadimos la leche.

          Vamos removiendo unos minutos hasta que la masa espese. Rectificamos de sal.

      Finalmente, la vertemos en un plato y esperamos a que enfríe. Una vez fría la introducimos en la nevera hasta el día siguiente que es cuando procederemos a hacer las croquetas.

      Transcurrido el tiempo empezamos la elaboración. Para ello con un tenedor vamos cogiendo pequeñas porciones de pasta.

      Las vamos introduciendo en un plato en el que hemos puesto un huevo batido y seguidamente por otro en el que hemos puesto la galleta picada (o pan rallado).

       Una vez bien rebozadas las cogemos y, con la mano, les damos forma.

       Se pone una sartén al fuego con abundante aceite y procedemos a ir friéndolas.

     Una vez fritas las sacamos y las ponemos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

      Una vez desengrasadas las colocamos en una bandeja y servimos.

      Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a CROQUETAS DE BOTIFARRÓN

  1. Catalina dijo:

    ¡¡¡ Croquetas de botifarrón !!! Y deben ser buenísimas…..

  2. Mare meva, això del ser mel!! Per cap d’any vaig fer unes «trufes» de botifarró i me varen encantar, així que m’imagin que aquestes no quedarien enrera. Gràcies!!

  3. Carme Pascual dijo:

    Que originales!! Deben estar buenísimas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *