PHILADELPHIA CHEESESTEAK

       El cheesesteak es una especie de sandwich conocido fuera de Filadelfia (Pennsylvania) como Philadelphia cheesesteak, Philly cheesesteak, o incluso steak and cheese.

       Este sandwich lleva en su interior pequeñas tiras de carne (steak) y una pequeña cantidad de queso fundido. Un cheesesteak sin queso fundido se denomina localmente como steak sandwich, o un Philly Steak en otras partes del país. El cheesesteak es una especie de alimento informal que se sirve en las calles de la ciudad de Filadelfia.

      Los inventores fueron los hermanos Pasquale «Pat» Olivieri y Harry Olivieri, cuando servían, en Filadelfia,  filetes cortados a tiras a comienzo del año 1930.

      Ambos comenzaron a vender esta combinación en un puesto ubicado en el sur de Filadelfia (en el Italian Market). En esta época empezaron a ser muy populares y el negocio les fue tan bien que abrieron su propio restaurante de cheesesteak en 1930.

      Este restaurante todavía opera hoy con el nombre de Pat’s King of Steaks (rey de los filetes). La página oficial de Pat’s menciona la preparación de un «steak sandwich» (no un «cheesesteak») y señala que a lo largo de los años las demandas de los clientes han ido cambiando y perfeccionando la receta, a la que añadieron el queso posteriormente.

       Joe Vento de Geno’s, que está ubicado justo enfrente de la calle del Pat’s, reclama haber sido el primero que añadió queso a la receta.

      En el año 1951 se añadió como ingrediente el Cheez Whiz (queso estadounidense que tiene una consistencia líquida, como una salsa) a los sándwiches.

      Fuente: Wikipedia

INGREDIENTES:

(Para 4 bocadillos)

· 4 filetes de entrecot de ternera
· 4 lonchas de Queso provolone
· 3 o 4  cebollas
· 4 panecillos flojos, tipo Viena.
· Sal
· Pimienta Negra
· Aceite

 ELABORACIÓN:

      Cortamos finamente la cebolla y la ponemos en una sartén con un poco de aceite. Vamos pochando a fuego suave.

      Mientras, vamos cortando todos los filetes de entrecot en tiras finas. Quitamos el exceso de grasa si la hubiera. Salpimentamos.

      En otra sartén ponemos un poco de aceite e introducimos las tiras de carne. Avivamos algo el fuego. La carne se hará enseguida. Nos interesa que quede jugosa.

      Una vez lista la carne le incorporamos la cebolla en el momento en el que ya esté bien pochada. Mezclamos bien.

    Con una espátula marcamos el contenido de la sartén en cuatro partes. Cada parte equivale al relleno de un bocadillo.

    Ponemos encima de cada montoncito una loncha de queso provolone (de unos 3 milímetros de grosor, si fuese más fina pondríamos dos). Con el fuego suave, esperamos a que el queso se funda.

      Una vez bien fundido rellenamos los bocadillos y servimos caliente.

     Un acompañamiento ideal para esta comida, fácil y sencilla pero a la vez sabrosa, es la cerveza americana Budweisser.

      Bon profit,

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a PHILADELPHIA CHEESESTEAK

  1. Catalina dijo:

    No pasa de la próxima semana sin que lo pruebe. Hace tiempo que me apetece y viendo el aspecto que tiene, no puede esperar más.

  2. Catalina dijo:

    Hoy ha caído. Sencillamente espectacular. Lo recomiendo.

  3. maomonar dijo:

    Hace años q no lo he comido, es uno o e mejor de los sanduches que en mi infancia me fascinan.

  4. Juande dijo:

    Yo la que he hecho ha sido esta variante con pollo, y está bien buena: https://www.youtube.com/watch?v=nqEp-g1GCdg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

     

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>