CONSERVA DE TOMATES

      Debido a la necesidad de alimentos en las épocas de escasez, el hombre aprendió a conservarlos. La observación y la experiencia enseñaron que el frío los conservaba mejor. Ya en el neolítico, el hombre elegía la parte más fresca de su cueva como almacén. Con el fuego aprendió el ahumado y con el sol y el aire aprendió a secar su comida. El siguiente paso fue la fermentación. Se cree que fue en Egipto donde se empezó a fermentar el pan. La salazón y el ahumado ya se usaban habitualmente.

      Nicolás Appert fue un maestro confitero y cocinero francés inventor del método de preservación hermética de los alimentos. Fundó la primera fábrica comercial de conservas en el mundo.

      En aquella época los ejércitos de Francia requerían disponer de alimentos que no se alteraran durante el tiempo que duraban las largas campañas bélicas. Para ello se estableció un premio en metálico (12.000 francos) al que encontrara un procedimiento de conservación de alimentos. El maestro confitero Nicolás Appert consiguió este premio en 1810 después de 14 años de experimentación. Su procedimiento consistía en colocar los alimentos en botellas de vidrio tapadas con tapones de corcho sujetos con alambre y sellados con cera o lacre que sometía a un calentamiento en agua hirviendo durante largo tiempo. Con ello inició la técnica de conservación de alimentos por calor, llamada también «appertización». Appert no supo explicar por qué su método alargaba la duración de los alimentos.

      Fue Louis Pasteur el que años más tarde atribuiría la conservación a la inactivación de los microorganismos presentes, responsables de la alteración del alimento. Las posteriores invenciones del envase hermético de hojalata y del autoclave para la esterilización a temperaturas por encima de 100 °C. contribuyeron a que las conservas esterilizadas por calor se consolidaran como uno de los sistemas de conservación de alimentos más eficaces y seguros, siendo la industria conservera la que garantiza de una manera fiable la conservación de los alimentos.

Fuentes: Wikipedia y alimentación-sana.com.ar

INGREDIENTES:

Para 10 – 11 botes de 500 ml.

– 10 Kilos de tomate de pera maduros

ELABORACIÓN:

      Empezamos esterilizando los tarros de cristal y sus tapas. Para ello los herviremos durante unos 15 minutos. Transcurrido el tiempo los sacamos y los ponemos, boca abajo, sobre un paño limpio.

      Escaldamos los tomates y los pelamos.

      Los partimos por la mitad y les quitamos el pedúnculo, las partes blancas y  las pepitas.

      Vamos rellenando los botes, apretando bien con un tenedor o cuchara de madera para que no quede aire. Vamos rellenando y apretando. Al mismo tiempo, eliminamos el exceso de líquido.

      Llenamos el bote hasta arriba, dejando solo un dedo de distancia hasta la tapa. Hay quienes, llegados a este punto, añaden una capa de aceite de oliva pero nosotros preferimos no hacerlo.

      Cortamos círculos de papel cebolla del tamaño de las tapas, los colocamos en las mismas y los rociamos con un poco de alcohol.

      Tapamos fuertemente los botes y los colocamos en una olla, cubiertos  con agua hasta más o menos ¾ del bote.

      Los hacemos hervir, a fuego moderado, durante 20 minutos.

      Transcurrido el tiempo, apagamos el fuego y esperamos que se enfríe el agua para sacar los botes.

      Una vez fríos, los sacamos, los secamos bien, los etiquetamos y los almacenamos en lugar fresco y seco hasta el día de su utilización.

      También se puede preparar una salsa de tomate en conserva. Para ello pocharemos 3 cebollas cortadas finamente. Una vez bien pochadas les añadiremos los tomates, pelados y sin pepitas, que habremos triturado.

      Añadiremos sal, pimienta negra y un poco de picada de ajo y perejil. Dejaremos que se vaya haciendo a fuego lento. Luego rellenaremos los botes y los herviremos durante 20 minutos. Dejaremos enfriar, sacaremos y guardaremos hasta su consumo. Con 7 kilos de tomates nos saldrán unos 6 botes (de 500 ml.) de salsa.

      Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CONSERVA DE TOMATES

  1. Catalina dijo:

    Estupenda idea. Y lo bien que va en invierno tener todos estos tomatitos. Y la salsa ni hablemos…..

  2. nata dijo:

    Queria saber lo del papel de cebolla… Es papel de calcar y otra pregunta me hubiera gustado ver lo de poner el papel con el alcohol… Es alcohol de 95 grados… Me encanta tu pagina… Se aprende mucho… Gracias!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *