GATÓ DE AVELLANAS

      La avellana es el fruto del avellano común (Corylus avellana). Etimológicamente proviene del latín “nux avellana”, fruto seco de Avella, municipio italiano de la Campania.

     Es originaria de Ponto, en Asia Menor. Se tiene constancia que ya se consumían en Mesopotamia, en el Neolítico, porque se han encontrado dibujos y restos en las cuevas. Los griegos se la llevaron a Grecia y de ahí se extendió a otros países. A España llegó en el siglo XIX, cuando la filoxera hizo que se debieran arrancar los viñedos, dando paso a los cultivos de frutos secos y a su valor como alimento.

      Los principales países productores de la Avellana son: Turquía, Italia, EEUU, España, Azerbaiyán, China e Irán.

       Las avellanas se utilizan con profusión en confitería, garrapiñadas o mezcladas con chocolate. Es uno de los principales ingredientes de las cremas untables de cacao o similares, como Nutella o Nocilla. La pasta de avellanas es uno de los principales ingredientes de los torts vieneses.

      Las avellanas poseen un elevado nivel energético pero precisamente éste deriva de su principal fuente de salud que es el alto contenido en grasas mono y poliinsaturadas, grasas saludables con efectos preventivos de enfermedades cardiovasculares y que reducen los niveles de colesterol; la riqueza de su composición nutricional se complementa con fibra vegetal, vitaminas, sales minerales y oligoelementos.

Fuentes: wikipedia y http://propiedadesalimentos.jaimaalkauzar.es/propiedades-de-la-avellana.html

INGREDIENTES:

– 6 huevos
– 200 gr. de azúcar
– 200 gr de avellanas tostadas molidas
– 2 cucharadas soperas de fécula de patata
– Harina y mantequilla para engrasar el molde

ELABORACIÓN:

      Triturar las avellanas y reservar

      Separamos las yemas de las claras y montamos estas últimas a punto de nieve

      Batimos las yemas con el azúcar. Cuando ya está bien mezclado se van añadiendo las avellanas trituradas, poco a poco, y se sigue mezclando. Se incorpora la fécula de patata.

      Seguidamente incorporamos las claras que hemos montado a  punto de nieve. Lo hacemos despacio, con una espátula de silicona y con movimientos envolventes.

      A continuación se vierte en un molde de 23 cm., engrasado con mantequilla  y enharinado. Horno a 180 º unos 35 minutos.

      Un poco de helado resulta un acompañamiento perfecto.

      Visto en: http://migranitodesal.com/?p=84

      Bon profit!

Esta entrada fue publicada en RECETAS DE COCINA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a GATÓ DE AVELLANAS

  1. Nena dijo:

    Extraordinario postre. Un gusto y un aroma excelente a avellanas. Acompañado de helado perfecto.

  2. Tonina dijo:

    Fécula de patatas que es y puedo sustituirla? Acabo de hacer un gato amb sa teva recepta I m’ha sortir boníssim.Moltes Gracis per sa teva pagina

    • marcospieras dijo:

      Hola. Gracias por tu comentario. Si no encuentras fécula de patata puedes sustituirla por harina o maizena. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

     

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>